Belogradchik (Bulgaria) sin gluten

Enero 2017

En esta entrada nos encantaría hablaros de la cueva Magura, del fuerte de Belogradchik y de las maravillosas rocas muy peculiares que ahí encontraréis (os recomendamos el blog de Chavetas que fue el que nos inspiró para llegar hasta este lugar), pero por desgracia no pudimos visitar más que las rocas ya que dimos con la mayor nevada del año. Y es que visitar un país como Bulgara en invierno tiene sus riegos, y más aún cuando te acercas a las montañas en enero.

Como podréis comprobar, es un pequeño pueblito de unos 5.500 habitantes en el que la atracción principal son sus montañas, las rocas  y su fuerte. Durante el verano es una zona muy popular llena de pequeños puestitos de comida y hoteles, pero en invierno todo esto queda un poco a la sombra, mostrándonos la esencia de los lugareños y de la vida típica búlgara en la montaña.

Habiendo anochecido cerca de las 5 de la tarde y con todas las atracciones turísticas ya cerradas, poco nos quedaba que hacer, así que fuimos en busca de algo de comida para picar el próximo día y desayuno. Como podéis imaginar, había unas cuantas tiendas tipo supermercado, pero sin ninguna opción “sin gluten” como tal, por lo que compramos fruta y algo de beber. Por suerte, nos alojamos en un apartamento de lo más lujoso, y a la mañana siguiente pudimos disfrutar de un buen desayuno hecho por nosotros (y más vale, porque nos esperaban 5 horas de coche para recorrer 200km entre nieve para llegar a Sofía). Nos alojamos en Ego 2 Guesthouse y pagamos 23€ por la noche.

Para cenar, ni nos planteamos la posibilidad de encontrar un sitio en el que nos entendiesen lo que quería decir “sin gluten” por lo que nos conformamos con encontrar un lugar abierto en el que comer una ensalada y algo de carne a la brasa.

  The Rocks hotel – restaurante:

1 Hadji Dimitar Str., 3900 Belogradchik, Bulgaria

Paseando por el pueblito, dimos con este restaurante (probablemente el único abierto) el cual nos sorprendió gratamente en cuanto al precio ya que fue de locura. Eso sí, no os esperéis un lugar increíble, ya que es un restaurante en el que la dueña estaba viendo un programa de televisión mientras espera a cogerte la nota. Y bueno, tampoco esperéis tener una grata conversación con ella ya que tuvimos que comunicarnos con gestos ya que ni nosotros hablábamos búlgaro ni ella ingles o español. ¡Todo un reto!

Como podéis ver en la carta, todo estaba en inglés y búlgaro y además tenía una foto de cada plato, por lo que nos guiamos de eso para pedir. Una vez más, fuimos al valor seguro y pedí la ensalada Shopska que como veis costaba 1,50 BGN ( 0,75€) unas patatas con queso 2BGN (1€) que la verdad no sabría decir sí estaban fritas en un aceite libre de gluten…., una sopa de pollo (esta sí, con gluten) y dos brochetas de cerdo (a 1€ cada una).

Para beber, teniendo en cuenta que pasamos ahí toda la tarde recordando todas nuestras anécdotas del viaje,  pedimos un café, un zumo y dos cervezas grandes de medio litro. Todo esto nos costó menos de 10€ que teniendo en cuenta que algún que otro precio nos lo infló por tener cara de turistas, ¡no estuvo nada mal!

 

Anuncios

One thought

  1. Oh! Que pena lo de la nevada. Muchas gracias chicos por esa mención y esperamos que haya una nueva oportunidad en el futuro de hacer la rutilla completa. No obstante, vemos que tuvisteis una gran experiencia “gastronómica”, jeje. Un abrazote

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s