Bangkok sin gluten

Comenzamos la aventura en esta locura de ciudad… Puestos de comida en todas las esquinas, motos y coches que circulan sin ningún control (aparente) y muchos, muchos templos. Ciudad de contrastes donde las haya y una parada imprescindible para conocer la vida y cultura Tailandesa.

Nosotros viajamos como mochileros y aún nos quedan 45 dias por delante, por lo que nuestro presupuesto será reducido y por consiguiente, las opciones de comida sin gluten baratas.

Antes de nada, deciros que Bangkok, o Tailandia en general, no es un lugar adaptado a los celíacos y tendréis que dejar de lado la idea de encontrar la palabra gluten free en todas partes o comer bollos. Eso no existe aquí. Esos snacks pocos saludables los tendréis que cambiar por fruta y verdura fresca que encontraréis en todas las esquinas.

Uno de los primeros y mayores inconvenientes que nos encontramos al llegar fue para nuestra sorpresa que apenas nadie hablaba inglés, por lo que la comunicación para obtener comida sin gluten ha sido, en la gran mayoría de los casos, basada en gestos y la intuición ante productos genéricos (libres de gluten por naturaleza) y verduras.

Como habréis podido ver en todas las guías de viajes, la calle de Khao San es una de las favoritas por los turistas por la aglomeración de puestos de comida, locales de fiesta y tiendas de ropa a precios muy bajos. Aunque entre tanto puesto pueda parecer fácil encontrar algo de comer sin gluten… Se nos hizo difícil (recordad que no suelen hablar inglés…):

DESAYUNO:

¡Comencemos por el desayuno! Casi ninguno hostel o hostal nos ofrecía desayuno…pero es que no hace falta ni merece la pena. Comer en la calle es muy barato! Nosotros nos alojamos en “Pailin guest House” que por unos 11€ la noche nos ofrecía habitación doble con terracita cerca de khao San pero lejos de la locura de esas calles. Justo a la salida del hostal, teníamos un puesto de comida con mesitas en el que desayunamos todos los días. Yo, como podéis ver, desayuné todos los días cosas del estilo con arroz y huevo. No había grandes opciones pero tampoco fue un problema:

Cafe helado y tortilla francesa con un poco de tomate, por 1€. Otro de los días, tortilla con arroz y el último, yogurth con fruta.

PUESTOS DE LA CALLE:

Como ya hemos dicho antes, las calles están abarrotadas de puestos de comida,pero es difícil encontrar un sitio en que nos ofrezcan comida segura. Siempre miramos y remiramos los lugares en los que vamos a comer pero aquí resulta una locura ya que puedes ver como todos los ingredientes están mezclados y los hacen en la misma sartén sin limpiar de un comensal al otro. Normalmente tienen los montoncitos de los diferentes fideos junto al wok y ahí cocinan los ingredientes que tú les pides. Todo sería perfecto si no fuera porque en el mismo aceite en el que hacen la pasta también cocinan los nuddels de arroz… Por lo que visto el problema, fuimos en busca de soluciones.

Dimos con un puesto a la altura del hostel “happiness” de la calle Khao San que en vez de tener wok tenía una plancha, por lo que no había opción a juguitos y estaba bastante limpia. Le indicamos que solo queríamos verduras (sin tofu por si acaso) y ninguna salsa, para evitar problemas. Aunque nos invitó a sentarnos, nos quedamos mirando para asegurarnos de que hacía lo que queríamos.

 

 

 

 

 

 

 

¡Cuidado! Siempre pedir sin salsa de ostras o de soja, las dos llevan gluten!

 

Por este plato pagamos 40thb, al cambio 1€. Verduras de todo tipo y huevos y fideos de arroz. Nos dio bastante seguridad y volvimos más de un día. El hombre del puesto aprendió a la perfección lo que necesitábamos y con la frase de “¿Lo mismo del otro día?” Nos recibió la próxima vez.

Caminando por las calles pudimos ver puesto de comida en los que ofrecían brochetas de carne a la brasa. Una buena opcion para salir del arroz que os acompañará en todos los platos. Eso sí, cuidado! Algunas veces los untan en salsas misteriosas (nunca conseguimos entendernos con ellos) y pueden llevar gluten. Por lo que mirar la carne y aseguraos que estén limpias.

Por esta pagamos 10thb al cambio unos 0,25€.

Por último, el rey de los snacks callejeros, los batidos de frutas helados. Es una gran opción por el precio y porque siempre vamos a estar seguros de que es sin gluten. Los preparan al momento y están riquísimos.

El precio variaba según la zona, pero comenzaban desde los 20htb (50 centimos).

¿Un café? Los supermercados 7 Eleven que están en cada esquina ofrecen una zona dentro para prepararte tus propios cafés de sobre. Encontramos los sobres de 3 en 1 de Nescafé con los ingredientes en inglés, y pudimos comprobar que como en España, no tenían gluten… Así que ahí tomábamos los cafés entre visita y visita por 14 bht (menos de 0’30€)

 VEGETARIANO/VEGANO MANGO

Dirección: 19 Thanon Tanao, Khwaeng Wat Bowon Niwet, Khet Phra Nakhon, Krung Thep Maha Nakhon 10200

Uno de los días, caminando dimos con un restaurante vegano y vegetariano, esos lugares que siempre nos salvan en todos nuestros viajes! Y… ¡Eureka! Objetivo conseguido ✓. El restaurante tenía la palabra gluten free detallada en todos los platos, y los camareros que hablaban inglés!

Respecto a la comida, había muchas opciones sin gluten a base de vegetales y arroz que nos dieron la opción de probar nuevos sabores y sobre todo, comer sin miedo. Aunque nosotros no lo hicimos, teníais varios platos típicos Thai entre las opciones sin gluten.

Nos gustó mucho el lugar y volvimos dos días! El precio es más caro que el de los puestos, claro está, pero muy asequible. Ninguno de los dos días pagamos más de 280thb (7€ por la cena).

SUPERMERCADOS:

Como ya os hemos dicho antes, encontraréis supermercados 7-11 en todas las esquinas, pero la mala noticia es que apenas encontramos nada sin gluten y si lo había, no supimos descifrarlo ya que muchos de ellos tienen los ingredientes en thailandes.

Aún así, cerca de la zona de Khao San en la calle Th Samsen estaba este super  en el que encontramos bastantes cosas:

Para poder calcular los precios más o menos, saber que 1€ es igual a unos 40bth:

Pequeñas cosas, que aunque no nos salven en muchas ocasiones, nos ayudarán a saciar las ganas de comer por la calle muchos de los dulces. Aún nos queda pendiente descubrir si alguna marca de nuddels instantáneo es apto, ya que seguro que nos saca de algún apuro.

Ya veis que hay mucha opciones, así que nada os pare a animaros a conocer esta gran ciudad!

Por último y para que no os equivoquéis ni un solo día con la comida (a nosotros nos pasó…), os recomendamos este blog en el que os indica toda la comida apta sin gluten: www.viajeatailandia.com/2016/12/comida-tailandesa-para-celiacos/

Anuncios

2 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s