Boda en Restaurante Castillo de Gorraiz

SEPTIEMBRE 2018

Poco a poco, nuestro entorno más cercano empieza a darse el “sí quiero”, y comienzan los preparativos, la búsqueda del lugar perfecto para celebrarlo, y el reparto de las invitaciones. En este caso, mi primo, que es todo un artista, hizo unas invitaciones que nos dejaron con la boca abierta. Algo diferente, único, y de creación propia. Pero, tener una empresa familiar de serigrafía (Grabonorte) tenía que tener sus ventajas… ¿no?

invitación

Dentro de los preparativos, estaba la pregunta del millón… ¿alguien tiene alguna alergia? ¡¡¡Yoooooooooo!!!! Entre tanta comida, canapés, aperitivos, recenas… este aspecto es algo que siempre me hace estar en tensión. Me encanta comer, disfruto muchísimo, y el verme rodeada de un montón de comida apetecible (pero intocable) me frustra muchísimo. Pero, ante estas situaciones, hay que aprender a pedir y no conformarse con mirar.

decoracion boda

¡Comenzamos!

APERITIVO:

Tras el sí quiero, comenzó el aperitivo. Tengo que decir que me encantó, la decoración, la presentación de todo lo que sacaron… Muchísimos pequeños detalles que hicieron que todo fuera muy especial. Tuvimos tres “estaciones” de comida: sushi (del cual algunos eran aptos), jamón y queso, y diferentes canapés.

Como ya sabía que tendría que pedir algo especial para mí, me dirigí a una de las camareras, y le dije que yo era una de las celiacas (al parecer, había otras 2 más en la boda…) y que me gustaría saber qué podría comer o si era posible que me sacasen algo. ¡Dicho y hecho!

 

Y bueno, a esto tendríamos que añadirle todo el jamón y queso que pude comer sin ningún problema.

BANQUETE:

Menuda comilona, ¡2 entrantes, carne, pescado y postre!

1º Entrante:

Ensalada templada de caprichos de mar con papaya, piña y patatitas paja:

entrante

2º Entrante:

Huevo frito con bacon, hongos beltza de Ultzama y cremoso de patata trufada.

¡Uau!! Este entrante fue espectacular. Hubo un pequeño cambio, y es que el huevo iba envuelto en un brick de hojaldre y a mi me lo pusieron con una espuma en algo parecido a una cascara de huevo. El cambio no afectó en absoluto, ya que estaba buenísimo.

 

El pescado:

Bacalao a baja temperatura, mix Pelayo-quinoa, sopa de arbequina dulce de vizcaina y microbrotes.

img_20181025_234953756878522.jpg

La carne:

Rulo de cordero asado con mini verduras y rissoto de parmesano.

img_20181025_235021153287836.jpg

Copa de piña colada:

img_20181025_235045-1964403661.jpg

El postre:

Todo me encantó, menos como de costumbre, el postre. Todos los comensales pudieron disfrutar de una torrija caramelizada con helado y galleta, por lo que cuando recibí este postre mas “sencillito” me lleve un chasco. Seguro que diréis que no estaba mal, pero comparando con el postre tan rico que tuvieron el resto…. la envidia no es nada buena.

img_20181025_235113-1689239028.jpg

La verdad es que a excepción del postre, ¡todo fue perfecto…! Disfrutamos muchísimo y la comida estaba riquísima. Por último, a mitad del baile hubo una re-cena y al ver que estaban llenando las mesas de pizzas y bocadillitos, pedí algo caliente sin gluten. ¡Dicho y hecho! Pronto aparecieron con un plato (con muy muy buena pinta)  de revuelto de hongos con pan crujiente.

¡Día perfecto y sin gluten conseguido!

Atención

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.